1.-ENFOQUES TEÓRICOS EN LA PREVENCIÓN.


ESTRATEGIAS TRADICIONALES; transmisión de información, la educación afectiva o los programas de alternativas. Son las más comunes,

a pesar de su ineficiencia mostrada.
Las nuevas estrategias, como por ejemplo el entrenamiento en habilidades de resistencia o la mejora de competencias (conocimientos, actitudes, valores y habilidades personales) han mostrado mayor eficacia. Se basan en las teorías psicológicas de la conducta humana.

1.1.ENFOQUE TRADICIONAL.


Transmisión de la información:
-Perspectiva teórica sobre los factores de riesgo y los de protección.
-El desconocimiento de las consecuencias negativas como principal causa del problema.
-Activación del miedo del adolescente (presentación realista y dramática del peligro).

Ejemplos: Abusos de alcohol y otras sustancias: información sobre las consecuencias negativas a nivel social, legal y de salud. Conductas sexuales arriesgadas (embarazos, ETS…): alertar sobre las consecuencias de tales conductas y facilitar información al adolescente sobre los medios de protección.

-Inconvenientes: demasiado simplista. Tiene cierto impacto sobre el conocimiento y las actitudes, pero no sirven para cambiar los hábitos o modificar la intención de consumir.

Educación afectiva:
-Fomenta el desarrollo afectivo del adolescente para reducir los factores de riesgo (autoconocimiento, autoaceptación)
-No hay evidencias de estudios que muestren que realmente se produce una mejora en la toma de decisiones, asertividad o en las habilidades de comunicación.

Programa de alternativas:
-Proporcionar alternativas a las conductas de riesgo.
-Hay una potenciación de los factores de protección y hábitos saludables.

1.2.PERSPECTIVA ACTUAL.


  • Programas de Mejora de Competencias.
-Mejorar habilidades personales y sociales en general, y habilidades de resistencia.
-A diferencia de los programas en habilidades de resistencia, su característica principal es el fomento de la autonomía y habilidades sociales (EHS)
Varios estudios han comprobado la eficacia de estos programas para la reducción del consumo de drogas.
(Botvin y Eng, 1982; Botvin, Epstein, Baker, Díaz y Williams,1997;Caplan, Weissberg, Grober, Sivo, y Jacoby,1992)
-Métodos: instrucción y demostración (modelado), representación de papeles, feedback y refuerzo, ensayo conductual y práctica extensiva mediante tareas para casa.

  • El programa “Entrenamiento en Habilidades de Vida” (Botvin, 1998)
-Pretende mostrar la eficacia de los programas de prevención basados en los factores psicológicos y sociales que intervienen en las conductas de riesgo (drogas).
-Enseña a los adolescentes habilidades para resistir las influencias sociales en el consumo de drogas, así como habilidades interpersonales y de automanejo.
-Efectividad con evaluaciones a corto y largo plazo. Diferentes métodos y poblaciones.
-La duración del programa es de tres años. El lugar de aplicación es en el aula de la escuela (15 sesiones)

-Tres componentes:
1.Habilidades Personales de Automanejo (toma de decisiones y solución de problemas, autocontrol, resistencia a la influencia social)
2.Habilidades Sociales. Principalmente para vencer la timidez y mejorar las relaciones interpersonales (comunicación, relaciones sociales, habilidades asertivas)
3.Información y habilidades relacionadas con las drogas. Conocimientos y actitudes acerca del uso de las drogas.

Habilidades para resistir la influencia de los iguales y los medios de comunicación en el consumo.
-Aplicación: profesionales de la salud, iguales de más edad en el papel de líderes, y profesores del centro. A los profesores se les facilita un manual, y a los estudiantes una guía.
-Métodos de aplicación: métodos tradicionales de enseñanza, grupos de discusión, demostraciones prácticas y entrenamiento cognitivo-conductual.

Entrenamiento Cognitivo-conductual:
-Instrucción
-Demostración
-Ensayo comportamental
-Retroalimentación
-Reforzamiento social
-Prácticas extensivas (tareas para casa)

Instituciones como la Organización Mundial de la Salud o la UNESCO han concluido la eficacia de la utilidad de las Habilidades para la Vida
Éxito de este enfoque en: Conductas sexuales de riesgo, Prevención del VIH/sida, Delincuencia, Consumo de tabaco, alcohol y otras substancias psicoactivas, Comportamiento violento.

  • Programas de Entrenamiento en Habilidades de Resistencia
-Objetivos: reconocimiento por parte de los adolescentes de las situaciones de presión y confianza en sus habilidades para afrontarlas.
-Parten de la teoría de que en la base de las conductas arriesgadas se encuentra un déficit en la autoafirmación.
-Propone un entrenamiento para resistir la presión, sobre todo la ejercida por el grupo de iguales.
-Varios estudios han comprobado la efectividad de estos programas.


2.- CONCEPTO DE PREVENCIÓN.


Definición: “Actuar antes de que un problema se produzca o en los primeros momentos de su aparición”
Tipos de prevención según Caplan (1980), podemos hablar de prevención:
-Primaria, tiene lugar antes de la aparición del problema. Va dirigida a adolescentes que todavía no se han iniciado en conductas de riesgo.
-Secundaria, se dirige a colectivos de alto riesgo o en los que acaba de iniciarse el problema.
-Terciaria, que trata de reducir los perjuicios del problema. Se refiere al tratamiento o rehabilitación del menor.

CONCEPTO DE PREVENCIÓN.


Específicamente en el terreno de la drogadicción, Gordon (1985) diferencia entre prevención:
-Universal àdirigida a todos los adolescentes, sin que hayan sido identificados como en situación de riesgo.
-Selectiva a menores en mayor riesgo que el promedio (Ej. adolecentes con dificultades escolares)
-Indicada àa menores con alto riesgo o a aquellos en los que se han detectado síntomas iniciales de un problema, aunque todavía no cumplan los criterios diagnósticos. (Ej. programas de autocontrol para niños con problemas de conducta).


3.-ÁMBITOS DE LA PREVENCIÓN.


  • Individual

-Objetivos:
1.Potenciar los factores personales de protección para que los adolescentes tengan un autoconcepto positivo, así como tratar de reducir los factores de riesgo.
2.Incrementar competencias académicas y sociales (hábitos de estudio, habilidades de comunicación, autocontrol y refuerzo de actitudes saludables).

- Aumento de la eficacia al realizarse junto a programas de entrenamiento de padres (ámbito familiar) o de profesores (ámbito escolar).
- Generalización a través de los distintos escenarios.

  • Escolar

Objetivos: promover conductas académicas y sociales adecuadas, y prevenir la emergencia de problemas y riesgos posteriores. (Ej. en drogodependencias que los adolescentes no consuman drogas o retrasen la edad de inicio al consumo)

-Permite llegar a los alumnos escolarizados que por la edad tienen mayor riesgo de consumo.
-Dirigida a una población que en general, todavía no ha desarrollado unas manifestaciones severas de las conductas que se pretenden evitar o eliminar.
-Facilita el estudio de investigaciones longitudinales y el acceso a la población de estudio.
-Es un espacio ideal para detectar precozmente posibles factores de riesgo.
-Los profesores son agentes preventivos cercanos que pueden actuar como modelos de conducta.
-Muchos de los que más necesitan una intervención preventiva no acuden a la escuela.
-Es necesario una implicación por parte de los profesores, alumnos y padres. Abordar el contexto social de riesgo.

  • Familiar

Objetivos: fomentar habilidades educativas y de comunicación en el seno familiar e incrementar el sentido de competencia, concienciación y capacidad de resolución de los padres.

-Deben potenciar las relaciones y la unión familiares.
-Implicación de la familia en los factores de riesgo y de protección.
-El origen está relacionado con los programas de prevención escolares.
-Varios factores de riesgo de tipo familiar se asocian con el consumo de drogas. Algunos lo relacionan con los cambios en el sistema familiar transcurridos durante los últimos años.
-Escasa participación de los padres en los programas preventivos.

Escuelas de padres:
- Mejora de la interacción padres-hijos mediante la enseñanza de habilidades parentales.
- Específicas a los padres actúan como terapeutas en el tratamiento de un trastorno psicológico del hijo.

(Ej. programa dirigido a niños con problemas de conducta. Se trabaja el registro de las conductas, el reforzamiento, la negociación y resolución de problemas)

Los programas dirigidos a padres que tratan los problemas interpersonales (conflicto marital, depresión…) y estresores familiares, parecen ser más efectivos que los centrados únicamente en habilidades parentales.

  • Comunitario

Objetivos: reforzar los mensajes y normas de la comunidad en contra de las conductas de riesgo y favorecer la preservación de la salud.

-Implica poner en marcha distintos recursos y medios comunitarios y, con ello, la participación y movilización de distintas instituciones, organizaciones, colectivos, grupos y personas de la comunidad.
-Tiene la posibilidad de incluir a otros subprogramas o programas que actúan de forma independiente (familiar, escolar…) pero que si se coordinan puede producir un efecto sinérgico.
-Los resultados son más positivos cuando el programa se aplica en momentos de transición para el menor, como por ejemplo cuando pasa de primaria a secundaria. Pueden producir efectos beneficiosos sobre las familias y adolescentes de alto riesgo.